El sueño de Martin Buber

biografía. Martin Buber, el judío universal

El evento merece estar mirando de cerca. Martin Buber ya estaba (tenía 47 años) uno de los pensadores más influyentes de una era, pero rica en filósofos senior. Dos años antes, publicó ICH UND del (i y yo), uno de los textos fundadores de la reciprocidad. Su filosofía de la cara a cara ha influenciado, o al menos acompañado de manera sorprendente, el concepto de la cara como señal de lo divino, en Emmanuel Levinas, o el de la lucha del amor, en Karl Jaspers. Para Buber, la relación con la otra constituye la base misma de la existencia. Es, en esencia, el filósofo del diálogo.

aquí – inusual: un gran pensador fundó un movimiento político. Igualmente extraordinario, aquellos que lo acompañan en este enfoque son todos representantes eminentes de la inteligencia de su época. Brit Shalom tendrá entre sus miembros fundadores Gershom Sholem, sin duda el mayor especialista en la Cabalá que ha conocido en el siglo XX, o Arthur Ruppin, el Economista eminente, quien escribió en 1930: «Nuestro objetivo es dar a los judíos un Segunda nación, dentro de un país que ya está establecido en la nación, por medios pacíficos (…) Brit Shalom se presenta como el Foro para discutir y profundizar estos aspectos «. También hubo Hugo Bergman, el filósofo de Praguois, amigo de Franz Kafka, de Max Brod y Einstein, Hans Kohn, el filósofo especializado en el nacionalismo, quien escribió en 1929: «Hace doce años estamos aquí y estamos aquí, no tenemos uno. Un esfuerzo serio para encontrar, a través de negociaciones, un acuerdo con los aborígenes). Para los fundadores del Movimiento, Palestina tuvo que ser el hogar de los ciudadanos disfrutando de todos los mismos derechos, ya que son judíos, musulmanes o cristianos, independientemente de La importancia relativa de sus comunidades. Entre las medidas abogadas a lograr tal objetivo fue la enseñanza de árabe y hebreo en todas las clases de la escuela, en el mismo rango. En una preocupación por el apaciguamiento después de los disturbios de 1920, 1921 y 1929, Brit Shalom hizo una concesión importante, la de limitar la inmigración judía a Palestina, oponiéndose por primera vez al sionismo más radical de Theodore Herzl o Forti Ori a la de la derecha, encarnada por el movimiento «revisionista» de Vladimir Jabotinski.

, hace 85 años, un grupo de intelectuales judíos, casi toda la cultura alemana, casi todas afiliadas con el hebreo. Universidad de Jerusalén, abogó por el establecimiento en Palestina de un estado único, binacional y democrático.

hace 70 años, un plan de intercambio impugnado de Palestina

en 1933, por falta de apoyo, Brit Shalom cesó sus actividades. En 1947, las Naciones Unidas fueron votadas en el plan de compartir Palestina en dos estados, un judío el otro árabe, y desde entonces, la solución a un estado ya no se consideraba.

<

aquí hoy, con un radicalmente Nuevo da, tal opción emerge. La victoria de los ejércitos israelíes en 1967, la multiplicación de las implantaciones en Cisjordania, el auge de los derechos nacionalistas, todo esto hace una solución a dos estados ilusorios, y prepara la opinión pública israelí para aceptar un anexo puro y simple «Territorios Liberado de Judea y Samaria «, una resolución de Likud, el partido gobernante, que hay un año, su Asamblea General votó por unanimidad. En pocas palabras, la creación de un solo estado.

Varios líderes palestinos ahora consideran una solución de este tipo con interés, en la medida en que es verdaderamente democrático. Que, todos en duda, no serán el caso desde el principio. La nueva ley sobre el Estado nación del pueblo judío, votado en julio pasado en Knesset, no va en esta dirección.

Adopción de una ley controvertida que define a Israel como «el judío del estado de la nación»

Pero esto se desliza hacia el estado único, si se materializa, tomará tiempo. La presidencia de triunfo y sus excesos habrán desaparecido. Tarde o temprano, bajo el efecto de una diáspora estadounidense cada vez más fragmentada con respecto a Israel, de las demandas de su población árabe, también dados los riesgos, para convertirse en los ojos del mundo, un nuevo Sur de África, tal estado binacional será ser inexorablemente llevado a transformarse en una sociedad democrática.

sueño de Martin Buber. Y el mio.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *