Informe: La Escuela de Economía de Londres, Laboratorio de Ideas para África

La prestigiosa Universidad Británica, de los cuales provienen de doce Precios de la economía Nobel, quiere volver a atraer los elementos más brillantes del continente.

A fines de junio, la atmósfera es estudiada en el campus de la London School of Economics (LSE), ubicado en el corazón de la capital británica, cerca de Covent Garden. «Este es el período de los exámenes de año escolar», dice Sierra-Leonese Syerramia Willoughby, Coordinador de Blog «África en LSE», que nos hace visitar la propiedad. Después de los estudiantes de Bachelor, es el recorrido de los estudiantes del piso maestro. En los pasillos de la Casa de Clement, el principal lugar de examen, como en la Biblioteca de Estado de la Arte, a la arquitectura futurista, abierta las veinticuatro horas del día, las señales invitan a los transeúntes al silencio.

«El ritmo es intensivo, más que ciencias-PO en París, explica Marie-France Agblo, 25, estudiante togolo-beninese de la política global maestra, gastada por la prestigiosa escuela francesa. Cada semana, los estudiantes deben leer más de 1,000 Páginas antes de discutir con sus maestros y compañeros. A esto se agregan cursos más formales, sancionados por exámenes exigentes, y un breve «.

CIENCIAS SOCIALES ESPECIALIZADAS

Fundada en 1894 por intelectuales socialistas Esta rama de la Universidad de Londres ha sido especializada desde su origen en las ciencias sociales. Está estudiando la economía, las finanzas y la contabilidad, la antropología, la sociología, la ley y la ciencia política. La propiedad está orgullosa de la excelencia de sus enseñanzas, su investigación, así como el dieciséis Premio Nobel de sus rangos (doce en economía, dos en la literatura, dos por la paz).

Sus unos 10,000 estudiantes están ordenados En el componente de 150 países diferentes, más de dos tercios de ellos no son británicos. «La selección es áspera. En el Maestro, está esencialmente en el archivo, dependiendo de las notas, que deben ser excelentes y asignadas por una buena universidad, una carta de motivación y el control del inglés», preciso Marie-France AGBLO.

en «La Escuela de Poder», los estudiantes pueden frotar los pensadores de la globalización. Los maestros eminentes les gustan los economistas Thomas Piketty y Paul Krugman y, el momento de un discurso, conocido personalidades públicas en Londres. Entre los «invitados oradores», africanos en los últimos meses fueron Sanusi Lamido Sanusi, ex gobernador del Banco Central de Nigeria, Okozi Okonjo-Iweala, ex Ministro de Finanzas de Nigeria y ex Director General del Banco Mundial, John Githongo, el jefe de la pelea. contra Kenia o el Señor Paul Boateng, el primer ministro negro de un gobierno británico.

«Es después del pasaje a la LSE en 2000, de Nelson Mandela , que nos dimos cuenta de la importancia de los recursos académicos de la escuela «.

africanos gastados por el LSE

cuando el continente luchó Por su independencia, el establecimiento fue preciado por las figuras anticolonialistas. A mediados de la década de 1950, los estudiantes africanos, especialmente especializados en ciencias políticas y antropología, fueron más numerosas en sus bancos que los europeos no británicos.

Antes de ganar poder, los ex presidentes de Ghana Kwame Nkrumah, Hilla Limann y John Atta Mills, los antiguos jefes de estado, Kenyan Jomo Kenyatta y Mwai Kibaki, o el ex Mauricio Mauritiano, Ramgoolam, estudió allí.

Pero, después, la afluencia de estudiantes del continente ha crecido. En particular, cuando en los años 80 y 90, el LSE se ha centrado más en asuntos europeos, economía y finanzas del mercado.

En 2012-2013, los africanos representaban solo el 2% de los estudiantes) y menos del 1% de la Facultad: en comparación con el 28% de los estudiantes de Asia y 13% de América del Norte. «Desafortunadamente, somos una minoría. Yo era el único africano de mi maestro entre los setenta estudiantes. La mayoría de mis compañeros promocionales fueron occidentales, a menudo de familias bien conectadas y bien conectadas», dice Marie-France Agblo, quien se ha beneficiado. de una beca alemana.

DR

¿Cuánto cuesta?© DR

Después de un vacío, una devolución de africanos a la LSE

«Es después de la transición a la LSE, en 2000, de Nelson Mandela, quien recordó el pasado africano de la institución, que nos dimos cuenta de la importancia de los recursos académicos de la escuela, con más de cien estudiantes de doctorado y maestros que trabajan en sujetos relacionados con el continente, pero no Coordinado. Nos dimos cuenta de que no logramos lo suficiente para las universidades, investigadores y estudiantes en África «, dice Syerramia Willoughby.

» y esta conciencia ha ocurrido en un momento en que el Reino Unido tenía un interés renovado en la gobernanza. y temas de transparencia, presentados en particular por los gobiernos de los ministros de trabajo Tony Blair y Gordon Brown, promotores de la iniciativa para la transparencia de las industrias extractivas y una nueva visión del desarrollo En busca de resultados tangibles «, dice el profesor Chris Alden, especializado en poderosas estrategias emergentes en el continente.

Para cambiar el juego, el estadounidense Craig Calhoun lanzó su llegada a la cabeza del LSE en 2012. «Iniciativa africana», con el objetivo de federar las energías de la escuela en todo el continente, para fortalecer la cooperación y aumentar la proporción de sus nacionales dentro del establecimiento. Desde entonces, el economista de Malawite Gracias Mkandawire (lee a continuación), conocido por su trabajo en las políticas públicas en África, se hizo cargo, asistida por Chris Alden.

Una creciente integración de África en el LSE

En este contexto, el LSE instituyó una escuela de verano en asociación con la Universidad de Ciudad del Cabo. Organizó todos los principios de julio en la ciudad sudafricana, se dedica a los temas modernos del continente y garantizado por los maestros de ambas instituciones para unos 40 participantes. «Esta sesión de tres semanas fue una oportunidad para conocer a otros estudiantes africanos, trabajar in situ y en profundidad», aprecia a Marie-France Agblo.

La escuela también ha establecido una cumbre africana anual en mayo , en que los investigadores del continente están invitados a expresarse. Finalmente, en 2013, creó una maestría en el desarrollo del continente y pilotado por el profesor Inglés Tim Allen.

«Queremos multiplicar los intercambios entre los diferentes departamentos de la escuela y las universidades africanas, Especialmente los de Cabo, Ibadan, Nigeria, Nairobi, Kenia y Mbarara, Uganda «, dice Chris Alden. Hoy en día, las redes africanas más activas de LSE son las de Nigeria y Mauricio. «Queremos dar la bienvenida a más estudiantes de doctorado para obtener una exposición internacional antes de regresar a su institución de origen, continúa el maestro. Nuestra escuela puede traer mucho en temas como la política exterior, el surgimiento de la China, India y Brasil en África, la Relación entre el crecimiento y las desigualdades, la gestión de crisis o la ley constitucional «.

En 2016, el objetivo de LSE incluso el establecimiento de un centro de investigación dedicado a África, instalado en su futuro instituto de asuntos internacionales, en el curso de la Constitución. .

THANDIKA MKANDAWIRE

En 2010, Gracias, Mkandawire, 74, se ha convertido en el primer profesor de una silla sobre el desarrollo de África en la London School of Economics. Este economista de Malawite es una de las figuras insignias entre los heterodoxos africanos. Sus posiciones a menudo tienen lo contrario de las políticas neoliberales abogadas por las instituciones de Bretton Woods.

DR

Gracias Mkandawire, profesor en desarrollo. © DR

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *