Lesiones cáusticas OESO-GASTRIC: Papel del' Endoscopia

Introducción

El apoyo médico y quirúrgico después de la ingestión de agentes corrosivos aún plantea varios problemas. De hecho, si el 75% de los sujetos que se tragaron una sustancia cáustica curativa sin secuelas, la importancia de la quemadura impone una escisión digestiva en el 10% de los casos. En otros pacientes, la evolución es hacia la constitución de estenosis digestiva que necesariamente requieren dilataciones endoscópicas o una cirugía restaurativa. En este contexto, es esencial una buena evaluación de la ubicación, la extensión y la gravedad del daño causado por el agente cáustico para definir una actitud terapéutica adecuada. Esta evaluación se obtiene mediante una alta endoscopia digestiva y se debe realizar en todos los casos. La evaluación clínica y / o radiológica no permite predecir la gravedad de las lesiones del tracto digestivo más altas.

epidemiología

La mayor parte de la ingesta de sustancias cáusticas en adultos tiene suicida objetivo. La ingestión voluntaria de una gran cantidad de agente corrosivo lleva, la mayor parte del tiempo, a lesiones graves. En el niño, y más raramente en adultos, la ingestión es en su mayoría accidentalmente y causa solo quemaduras graves.

lesiones anatómicas e histológicas

Los ácidos concentrados inducen una desnaturalización de proteínas responsable de Necrosis de coagulación. Este coagulum tiende a limitar la penetración de los planos tóxicos a los profundos. Además, durante la ingestión, los vapores pueden formarse y, por inhalación, generan lesiones traqueo-bronquiales. La quemadura es OESO-GASTRIC, pero frecuentemente predomina en el estómago. Es máximo entre la 3ª y la 6ª hora.

Las bases fuertes causan necrosis licuada con saponificación de lípidos y proteínas de pared, lo que aumenta la difusión en profundidad. La alta viscosidad de estos productos y su comercialización en forma de lentejuelas o gránulos explican un tropismo esencialmente o oesofágico. La quema también es máxima entre la 3ª y la 6ª hora.

En la etapa inicial de quemaduras graves, hay un edema sub-seroso, luego una estafa linfática y, finalmente, una trombosis de los buques. y pedículos vasculares. Durante la ingesta masiva de una sustancia de fuerte cáusticidad y / o en caso de retardo de apoyo quirúrgico, la quemadura puede extender incluso por contigüidad a los órganos mediastinales o abdominales del vecindario. Para no ignorar tales lesiones, por lo tanto, es importante recordar que no existe una correlación entre la presencia y la severidad de las lesiones ado-faringamas y el daño OESO-GASTRICO. Otros términos, otras palabras, la ausencia de lesiones faríngeas Orof no excluye La presencia de lesiones oesofágicas y gástricas.

Endoscopia digestiva alta

La endoscopia digestiva alta permite ‘establecer una evaluación luminiana inicial y definir una actitud terapéutica. También es un indicador pronútico destacado y debe hacerse en todos los casos. Sin embargo, durante mucho tiempo se consideró contra-indicado porque demasiado peligroso.2 Este miedo resultó del uso de endoscopios rígidos, pero ahora se disipó gracias a la llegada de los fibroscopios. Sin embargo, la introducción de estos instrumentos modernos debe estar bajo el control de la vista y la progresión debe ser rápida inyectando un mínimo de aire, la exploración detallada que se está eliminando del dispositivo. En el estómago, se desalienta la retrovisión porque la gran insuficiencia aérea que esta maniobra requiere un mayor riesgo de perforación e inducir el reflujo o la regurgitación del agente cáustico. Finalmente, se recomienda registrar el examen de videocsette para facilitar la planificación multidisciplinaria de la estrategia terapéutica. Además, la endoscopia traqueo-bronquial debe realizarse sistemáticamente en el caso de la angustia respiratoria asociada.

prácticamente, la endoscopia debe llevarse a cabo entre la 5ª y las 24 horas después de la ingestión .3 Un examen demasiado temprano puede subestimar la Las lesiones y deben, en caso de duda, ser renovadas. De manera similar, el examen no debe ser demasiado tarde porque el edema o las lesiones hemorrágicas de la encrucijada oro-faríngea pueden dificultar y potenciar el riesgo de complicaciones. Además, el examen debe repetirse a las 48 horas en los casos en que la endoscopia inicial haya sido incompleta.Posteriormente, cualquier examen endoscópico debe evitarse al final de la primera semana, al final de la segunda semana, o incluso el tercero. El examen se puede repetir mensualmente hasta la curación completa.

Clasificación de las lesiones

La gravedad de las lesiones se describe de manera estandarizada, por etapas.3 El análisis de La contractilidad de los segmentos digestivos examinados también se informa porque tiene un valor pronóstico significativo. En la práctica, el endoscopista realiza un esquema detallado, especificando la extensión de las lesiones, su naturaleza exacta y su ubicación de segmento por segmento.

La etapa 1 es sinónimo de edema e hiperemia de la mucosa. La etapa 2 se define por la presencia de ulceraciones, flictos y membranas falsas y corresponde a una quemadura superficial. Las lesiones están ubicadas en el estadio 2a y confluente o circunferencial en la etapa 2b. La etapa 3 significa necrosis y expone el riesgo de perforación. En el estadio 3A, estas lesiones se encuentran mientras que se extienden en la etapa 3b.

Cuando las lesiones iniciales son menores (etapas 1 y 2a), la evolución es favorable en unos pocos días y el «poder puede ser reanudado rápidamente. En presencia de una etapa 2b, es necesario un monitoreo intensivo, con la introducción de una fuente de alimentación parenteral durante unas pocas semanas y controles endoscópicos repetidos al final de la segunda o tercera semana. La actitud terapéutica es en principio conservador. Sin embargo, no hay una estenosis exclusiva que se pueda tratar más adelante, en la mayoría de los casos, por dilataciones endoscópicas. Las lesiones de la etapa 3 a menudo conducen a complicaciones tempranas, como hemorragia, perforaciones o fistulizaciones. La mayoría de las muertes secundarias en la ingestión de agentes cáusticos ocurren en pacientes con tales lesiones. En los sobrevivientes, los estenosis aparecen en la mayoría de los casos si una resección quirúrgica de emergencia no ha sido previamente necesaria.

Conclusión

Endoscopia digestiva alta tiene un lugar esencial en el árbol de decisión Durante las ingestiones cáusticas. Es seguro si se lleva a cabo con anticipación, en un entorno adecuado y un endoscopista experimentado. El propósito debe ser dibujar un mapeo de lesiones y describir con precisión su estadio para permitir un soporte terapéutico multidisciplinario óptimo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *