Publicaciones del Instituto de Posgrado

1 El capital a menudo se ha opuesto a la ley, de la cual vendría atenuar los rigores, cuando No conduce, puramente y simplemente, a su partida, bajo el adagio «Jugo de Summum, Summa Inyuria». Esta oposición no puede estar marcada con más énfasis solo en el derecho internacional, como resultado de la regla tradicional de arbitraje, se reanudó en el Estatuto de la Corte Internacional de Justicia, según la cual el árbitro o el juez internacional no pueden gobernar «ex aequo y Bono «y en virtud de una autorización especial de las Partes, pero puede entonces, en tal caso, para desestimar la aplicación de la ley.

2Toutee, una posición muy diferente ha sido tomada por el tribunal en Los asuntos de la meseta continental del Mar del Norte y reafirman constantemente desde entonces. El tribunal, de hecho, se refirió en su sentencia del 20 de febrero de 1969 a los «principios equitativos», indicando que, al hacerlo:

«no es Una cuestión de aplicar la equidad como una representación de la justicia abstracta, pero para aplicar un estado de derecho que prescribe el uso de principios equitativos en línea con ideas que siempre han inspirado el desarrollo del régimen legal de la plataforma continental … «(ICJ, REC . 1969, p. 47).

3 Este puesto, que no carecía de ambigüedad, se ha especificado y adelgazado en el caso de la delimitación del marítimo. Límite en el Golfo de la Región de Maine, que es conocida, por una casa presidida por el juez Roberto hace. El Tribunal determinó que la ley internacional requirió que cualquier delimitación de espacios marítimos

«traducido por la aplicación de criterios equitativos, a saber, criterios prestados de la equidad, pero que – eso Se describen como «principios» o «criterios», ya que la Cámara cree que es preferible por razones de claridad, no son los principios y las reglas del derecho internacional «(CIJ, REC. 1984, p. 292).

4El habitación ha refinado nuevamente su pensamiento afirmando que el error de un gran razonamiento en términos de delimitación marítima (especialmente los de las partes en este caso) proviene de este » Cuál quiere detectar en general la ley internacional un tipo de serie de reglas que no están allí «(ibid., 298). Para la Cámara de la Cámara, la Ley Internacional solo prescribe que la delimitación no se opera de manera unilateral y que es, en todos los casos, llevada a cabo «mediante la aplicación de criterios equitativos y mediante el uso de métodos prácticos adaptados para garantizar, cuente la configuración geográfica de La región y otras circunstancias relevantes de la especie, un resultado justo «(ibid., 300).

  • 1 dedicado al problema de los informes entre la ley y la equidad, este estudio es triplicado Limitado: (…)

5 nes Algunas indicaciones son suficientes para dar una idea de la complejidad de las relaciones que pueden existir entre la ley y la equidad, al menos en algunos departamentos de derecho internacional , como delimitación marítima. Estas relaciones no se resuelven en la simple oposición generalmente aceptada. Levantan problemas prácticos tanto teóricos como particularmente difíciles. Sin pretender dar una respuesta a estos en el contexto muy estrecho de este estudio, uno solo querría promover algunas reflexiones teóricas sobre cómo surgen en general, pero especialmente en el campo de las delimitaciones marítimas, donde se presentaron varios juicios de la corte con La participación muy activa del juez Roberto hace1.

i. El concepto de equidad

6 Tomaremos aquí el concepto de equidad en su significado más general, al descuidar los significados técnicos que puede tomar en ciertos sistemas legales, como el de la equidad en la ley común de los países. Tampoco debe ser entrenado en la confusión mediante el uso realizado en la expresión «ex aequo y bono», ya citado, lo que define los poderes especiales atribuidos a un juez o árbitro internacional para permitirle darle la disputa de la cual es Se apoderó de una solución que se desvía de la aplicación de la ley. Es significativo que sean necesarios dos términos aquí. El «Bonum» es al menos tan importante como el «Aequum» y es inseparable en la decisión que se representará. Se invita al juez a dar una solución «buena», es decir, adaptarse, razonable, favorable al apaciguamiento de las relaciones entre las Partes y, por lo tanto, puede, como el juez o el árbitro, incluso, considere como justificado.Por lo tanto, los factores de oportunidad deben tener prioridad, entre los cuales la equidad es solo uno de los ingredientes que se utilizarán.

7 El capital se usa a menudo como sinónimo de justicia. No hace las cosas más fáciles. Por definición, el juez (o el árbitro) administra la justicia. Sus decisiones deben ser justas. Pero, la mayoría de las veces, la justicia se deriva de la aplicación exacta de la ley, a la que ambas partes también se presentan y que tenían que resolver su comportamiento. La eliminación de la ley sería una injusticia con respecto al partido que lo ha sido fiel, a favor de la que no lo ha respetado.

8 en el uso más común. Se entiende la equidad Como intuición directa de lo que es correcto o injusto en una situación particular. El aspecto más notable en esta descripción puede no ser subjetividad (inherente a la intuición), en la que el enfoque es más frecuente, a diferencia de la objetividad de la ley. Además de tal objetividad, a menudo es muy exagerado (como aparece tan pronto como aparezca los problemas de la interpretación), el hallazgo de una oposición de esta naturaleza no hace posible avanzar. Lleva más bien a un callejón sin salida. De lo contrario, la observación es la observación de que la equidad se percibe normalmente en una situación concreta, mientras que el estado de derecho, cuyo razonamiento legal no puede ocurrir, se refiere a situaciones abstractas, solo aquellos que puedan ser incautados por su generalidad.. El análisis encuentra que hay un campo para implementar, ya que puede intentar identificar los diversos elementos o características que constituyen una situación concreta y contribuyen a la diferenciación de otra, o la abstracción a la que se encuentra el derecho. Cuando se presenta en forma de un Regla general.

9 Otro aspecto del uso se manifiesta en el acercamiento a menudo realizado entre la imparcialidad y la igualdad, impuesta de alguna manera por la raíz latina de la palabra, aequus, igual. Esto revela un significado esencial de equidad: hace una medida. Más exactamente exactamente la igualdad a tener en cuenta sobre el tratamiento aplicado a una situación dada. La equidad requiere que las cosas iguales se traten por igual, lo que incluye un corolario: uno debe tratar las cosas desiguales de manera desigual. En otras palabras, la equidad no es separable de la idea de proporcionalidad. Esto es perfectamente consistente con la observación anterior: la medida debe tomarse en cada caso particular; No se puede aplicar de manera abstracta a situaciones concretamente diferentes.

10 La estructura de la imparcialidad comienza a ser evidente. Ella muestra lo que estaba implícito desde el principio, pero, al mismo tiempo, algo desconocido. Se hace posible analizar los componentes de la equidad.

II. Los componentes del equidad

11 La elegancia puede valer la pena, los componentes o los pasos, razonamiento en equidad o tratamiento justo. Estos componentes, en cualquier caso, han sido resaltados por la jurisprudencia internacional en la delimitación marítima y es incluso uno de los principales méritos de esta jurisprudencia teórica. En el análisis, parece que el razonamiento de capital se desarrolla en tres etapas, cada una de las que involucramos, veremos, juicios subjetivos. Para caracterizarlos, podemos hablar de una fase preparatoria, una fase de toma de decisiones y una fase confirmatoria. Pero todos, de hecho, participan en la decisión.

Las circunstancias relevantes

12 Antes de pronunciarse en la equidad, obviamente es necesario identificar, o para determinar, los hechos del hecho de que Caracterice una situación dada, en la medida en que se reconoce (o se reconocerá en el resto del razonamiento), que merecen que se tengan en cuenta en la definición del tratamiento legal al que se presentará esta situación.

13 Entonces los hechos pueden ser designados por varios términos. En el idioma de las decisiones de la delimitación marítima, se han designado bajo el nombre de «circunstancias relevantes» (después de algunas vacilaciones debido a la terminología adoptada por la Convención de Ginebra de 1958 sobre la plataforma continental, que utilizó, desde una perspectiva diferente. Además, la expresión de «circunstancias especiales»). La expresión parece perfectamente apropiada y podría usarse en otras suposiciones, siempre que sea necesario designar las características de una situación particular que deduce la atención en la preparación del tratamiento legal que se debe hacer a este último.

14 todo el arbitraje Tribunales En la misma situación, el Tribunal se esfuerza por conferir la identificación de las circunstancias relevantes, un ritmo de la manera más objetiva posible. Se realiza en color de la descripción del área o región para delimitar.De hecho, incluso cuando es muy preciso y muy detallado, esta descripción difiere significativamente de lo que podría haberse propuesto con fines científicos por un geógrafo o un geólogo. Los intereses son muy diferentes. Además de los datos presentados solo para sugerir una representación clara del área o región considerada, el Tribunal destaca ciertas características basadas en el significado que se les atribuirá y que solo aparecerán en una etapa posterior del razonamiento.. Opera una clasificación destinada a separar las circunstancias en sus ojos «relevantes» de los que no lo son. Un científico haría lo mismo, probablemente, pero con miras a una explicación científica, obviamente, ajeno a las opiniones de la corte y que probablemente se basaría en cualquier otro elemento.

15 en algunos casos, esta elección Puede ser bastante drástico y conducir a puramente y simplemente eliminar un aspecto de la realidad. Por lo tanto, fue, por ejemplo, cuando el Tribunal decidió (prácticamente en todos los casos, a pesar de algunas indicaciones teóricas contrarias en el caso del Mar del Norte), no para considerar la geología. Dicha eliminación es obviamente porque, en esta etapa, la enumeración de las circunstancias relevantes debe, en principio, ser exhaustiva. La enumeración también puede, y con frecuencia es el caso, no se limite a las circunstancias físicas y también se extiende a las circunstancias históricas, generalmente con respecto al comportamiento de las partes. También puede, posiblemente, incluir aquellos de sus intereses involucrados en la situación considerada, si parece justificada tenerlo en cuenta en el tratamiento legal que se aplicará a esta situación (es decir, precisamente, precisamente, si constituyen, en Los ojos del juez o el árbitro, una «circunstancia relevante»). La siguiente de esta primera transacción, estamos en presencia de una situación «preparada» para el tratamiento legal, un poco como parte del paciente diseñado para formar el El campo operativo está preparado para el trabajo del cirujano. La diferencia es que, en el caso del abogado, el diagnóstico que justifica la elección de este campo aún no se ha articulado, o, al menos,, al menos, no se ha revelado.

Las circunstancias de peso

17 La segunda fase de razonamiento de equidad es determinar los efectos a asignarse a cada una de las circunstancias relevantes. Este es el momento de la medición. Esta es también la etapa de la decisión. Tiene dos aspectos principales, muy estrechamente entrelazados. En primer lugar, es todo comparar las circunstancias relevantes entre sí, para evaluar su peso relativo. Es obvio, de hecho, que todos no pueden resultar en las mismas consecuencias. Todos han sido considerados relevantes, pero todos no tienen la misma importancia. La observación de la ley de casos incluso muestra, que es un poco desconcertante, que ciertas circunstancias, calificadas a priori relevantes, finalmente se le atribuirán ningún efecto. Uno puede preguntarse si no hay inconsistencia en el enfoque intelectual del juez (o el árbitro).

18 El segundo aspecto es, por supuesto, los efectos de determinación para asignar cada circunstancia, dado el peso relativo asignado lo. Por lo tanto, es un cálculo de proporción o proporcionalidad.

19 son difíciles de caer en un subjetivismo puro, o en arbitrariedad, cualquier operación de medición asume la referencia a un (o más) estándar (s) y uso práctico de esto o estos sementales. En este caso, no existe que se haya eliminado en la práctica. Esta es la principal dificultad de cualquier operación de delimitación marítima.

20 para salir de este impasse, la jurisprudencia ha inventado la idea de «principios equitativos», destinados, en realidad, para proporcionar los criterios. Que la ley no proporcionó, ya que el cambio de vocabulario sugerido bajo el Golfo de Maine se detiene. Luego, dado que estos principios no fueron suficientes para resolver todos los problemas de rastreo, agregó (con la ayuda de las partes, que utilizaron esta noción en ciertos compromisos) el concepto de «método práctico», que describe el modo. De lo equitativo. Principios en el caso de las especies. En estas circunstancias, el dictamen del Tribunal en el Estuche del Golfo de Maine, de acuerdo con el cual el uso de estos «principios» (o criterios) y estas prácticas está prescrito por el derecho internacional, pero sin «principios» y los «métodos» se hacen «. parte de este derecho.

El resultado equitativo

21A El tercer paso es necesario para completar el razonamiento en equidad.No es suficiente decidir las circunstancias relevantes, y luego darles un peso relativo y para medir sus efectos de los principios equitativos y el uso de uno o más métodos apropiados. Debe verificarse que el resultado obtenido es justo. ¿Cómo proceder? ¿Deben otras circunstancias, otros principios, otros métodos? La respuesta es matizada.

22en realidad, los dos primeros pasos son analíticos. Conducen a una serie de medidas minoristas, cada una de las cuales se toma de forma aislada, parece justa (y, por lo tanto, debe producir un resultado justo), pero cuya adición, o conjunción, no podía revelar tales.

23El último Por lo tanto, el paso recurrirá a un método global, aplicable al resultado general, es decir, en este caso, a la delimitación total. Para esta medida final, no será posible apelar solo a las circunstancias que puedan considerarse relevantes para toda la delimitación, para llevar a cabo un cálculo de la igualdad, o más bien la proporcionalidad, inspirada en el patrimonio en su significado más estricto. Dado que, en términos de delimitación, es una cuestión de atribuir las superficies, el cálculo de la proporcionalidad que es necesario, prácticamente, es lo que compara las longitudes (de hecho: longitudes de RIBL) a las superficies. Sin embargo, la precisión de este cálculo dependerá del valor del método utilizado para determinar las superficies afectadas por la delimitación, que no siempre será fácil cuando la cifra esté abierta a la ancha en uno o más lados y, por lo tanto, debe cerrarse por un artificio, o cuando debe simplificarse para facilitar los cálculos. Pero si la ley no se limita a prescribir el uso de criterios equitativos, si también requiere que esta apelación conduzca a un «resultado equitativo», ¿no sea que la equidad se reintegure en la ley?

el general problema

  • 2 La diferencia entre «técnica» y «política» es esencialmente, en este caso, al número y (…)

24 Las observaciones anteriores han destacado la participación significativa de la subjetividad inherente a cualquier juicio en la equidad. Sin embargo, sería demasiado simple para oponerse a él en el juicio de la ley, por lo tanto, cualquier subjetividad está lejos de ser excluida. Las relaciones entre la ley y la equidad, ya se han dicho, son demasiado complejas para reducir a un simple informe de oposición. En realidad, tan pronto como la ley no se exprese solo por los principios de extracción extrema, tan pronto como tiende a tomar soluciones concretas, incluso en general, es decir, definiéndolas solo por personajes repetitivos, que puedan reunirse en una multitud De situaciones particulares, cumple con la equidad. Si no es la consagración cínica de un informe de fuerza simple, destinado a servir exclusivamente los intereses de un actor legal o una clase social, es necesario identificar las «circunstancias relevantes» que caracterizan las situaciones a las que se aplica y medir equitativamente la importancia. de otorgarlos. Este es uno de los ingredientes de lo que a menudo se denomina «técnica legal», pero también puede ser parte de la «política legal», lo que determina que los objetivos que deben alcanzar la regulación de la ley2. Por lo tanto, la equidad no tiene que jugar solo en la etapa de la ley, también tiene su lugar a nivel de la formulación de las reglas, es decir, en el momento de la creación de la ley.

2 El derecho también, la equidad, por otro lado, es un remedio para la arbitrariedad. Podemos decirlo sin paradoja. Proporciona un sistema de referencias sobre las cuales el autor de las decisiones legales puede confiar, o general, para demostrar que su decisión es correcta y, por lo tanto, respetable. El valor de este sistema y su implementación pueden, de hecho, ser observados, apreciados y, por lo tanto, controlados desde el exterior: es en el sentido de que, a pesar de toda la participación de la subjetividad, se va subsistiendo, la equidad limita su libertad de decisión. Por lo tanto, hace posible evaluar y medir esta parte de la subjetividad y, por lo tanto, a juzgar si se ha mantenido dentro de los límites razonables.

26 La apreciación de la equidad incluida en las reglas generales debe, normalmente, ser respetado por La autoridad para garantizar la solicitud, el juez o el árbitro. Pero, antes de ser usado con el derecho y su intérprete (o para fielmente), el juez o el árbitro debe ser juzgar. Debe determinar si las «circunstancias» que caracterizan la situación presentada a él son aquellas que se han tenido en cuenta en la definición de la regla que se le ofrece. Esta evaluación del hecho elimina la automaticidad con la aplicación de la regla y permite modular la implementación de acuerdo con la diversidad infinita de los casos de especies.El patrimonio entonces naturalmente encuentra su lugar en el proceso de aplicación de la ley.

27 Cuando la regla es imprecisa o incierta, cuando es insuficiente, o inadecuada, a fortiori cuando no existe ninguna regla, la equidad puede, en el Al contrario, convertirse en un sistema alternativo de tratamiento legal de la situación particular. Luego se separa de la derecha, pero puede volver otra vez si es un estado de derecho que órdenes de uso allí. Para seguir la jurisprudencia, aparentemente, lo que ha ocurrido en términos de delimitación marítima.

Ley y equidad de la delimitación marítima

28 en relaciones internacionales, cualquier delimitación, terrestre o marítima, es Un caso particular, único. Ninguna regla general tiene, por lo tanto, nunca podría formarse nunca. Esa una regla sustantiva, determinando dónde debe pasar una frontera. La única excepción se refiere a los límites externos de los espacios marítimos (mar territorial, zona económica exclusiva, meseta continental). Se explica por el hecho de que no está en este caso de una delimitación entre dos estados, sino de una delimitación entre un estado y la totalidad de la comunidad internacional. En todas partes, el aterrizaje de las fronteras es pura contingencia: caprichos de la historia y, por cierto, de la geografía.

29ci no significa, por supuesto, que no habría reglas aplicables a las operaciones de delimitación, pero estos Las reglas no se refieren al diseño de la línea de delimitación. Determinen los «títulos» que pueden invocarse en apoyo de una reclamación y el valor de otorgarlos. Los títulos se producen del comportamiento pasado de las partes. Están constituidos por acuerdos, interconectados en las formas más variadas (del Tratado Muy solemático al Acuerdo Informal, lo que resulta solo de comportamientos concordantes), y por situaciones fácticas establecidas por un partido y toleradas o aceptadas por los demás. A menudo son difíciles de saber y difíciles de interpretar. De ahí el uso de todas las reglas relacionadas con la conclusión de los tratados y la expresión de consentimiento, o principios como el de la efectividad. De ahí también la importancia primordial del sistema de evidencia.

  • 3 a pesar de la existencia de títulos, y debido a las incertidumbres que dejan, equidad a …)

30 La situación se vuelve mucho más difícil cuando no hay títulos. Esto es bastante excepcional en términos de delimitación terrestre y solo se produce para áreas escasamente conocidas, escasamente pobladas. Es, por el contrario, el caso general en términos de delimitación marítima entre los Estados, debido a la novedad y la extensión, las áreas para delinearse (plato continental y zee). Todos los intentos de definir normas sustantivas (regla de proximidad, lo que lleva a la aplicación de la equidistancia; Regla de la extensión natural; la norma igual de compartir, etc.) se abortó rápidamente. La única regla que ha surgido desde el principio y mantener firmemente es una regla de procedimiento; El que, debido a su carácter internacional, la delimitación debe ser operada a modo de acuerdo, o, por falta de que, mediante una decisión arbitral o judicial (esta decisión puede, además, tener lugar en el proceso de negociación, a fin de superar el obstáculos que lo bloquean y permiten que se reanude hasta el acuerdo final).

  • 4 que no significa que la equidistancia perdió su lugar y su papel en los límites del marido (…)

31s Cuándo superar la ausencia de reglas sustantivas, la única alternativa fue el uso de la equidad, o para guiar a los negociadores y facilitar su acuerdo, o para guiar a la Juez o el árbitro. Pero desde el momento en que se ha establecido la práctica en este sentido y donde ha sido objeto de un consenso, nació un nuevo estado de derecho: el que prescribe el uso de principios equitativos (y obliga a alcanzar un resultado justo). Es, por supuesto, entre las reglas del derecho internacional mencionado en el artículo 83 del Convenio de la Bahía de Montego. La equidad se está restableciendo así dentro del derecho internacional. Ya no hay duda de usarlo. Ella definitivamente lo llevó a la equidistancia4. Pero, integrado en la ley, es menos que nunca, sigue siendo de otra naturaleza, lo que destacó la preferencia, en la sentencia de 1984, a la expresión de «criterios equitativos», que no da a luz a ninguna equivocación, en lugar de que, previamente utilizados, de «principios equitativos», una fuente de confusión con la noción de principios legales.

32 Después de este esfuerzo de aclaración, dos preguntas subsisten aún, cuyas respuestas permanecen rodeadas por un Ciergo borroso.

  • 5 El patio permanece marcado por el diseño que cualquier situación particular es única (…)

33 la primera es la de un Posible codificación de los principios, o criterios, equitativos, lo que facilitaría el manejo por el juez o el árbitro. Si alguna delimitación constituye un caso único, las analogías, al menos parciales, pueden notarse de casos en caso de que. Si no se pudiera definir una regla sustantiva a priori, ¿es inconcebible que algunos se formen de manera inductiva, es decir, habitual, por repetición? Parece que es así, al menos para los límites frontales, entre el frente de la costa. Otros se han sugerido, lo que restauraría algo de espacio para el método de equidistancia (y con frecuencia se utilizaría durante la negociación de acuerdos de delimitación, si es juzgado por el contenido de estos acuerdos). Curiosamente, la jurisprudencia parece reacios a aceptar la idea de dicha codificación e insiste en la originalidad de cada delimitación, lo que prohibiría cualquier generalización. Reserva la máxima libertad de discreción en cada caso, pero destruida, al mismo tiempo, cualquier previsibilidad de las decisiones, lo que lo hace más improbable, porque es más perturbador, el uso del proceso judicial. Detrás de esta repugnancia, no hay, una vez más, el miedo a que la equidad penetre demasiado lejos en la ley, demasiada «jurisdicción» 5?

Esta actitud es aún más notable como el juez internacional (Como cualquier juez), por lo general, le encanta protegerse detrás de reglas o precedentes. Es posible que se haya esperado que vaya a la delimitación marítima como en otros lugares, porque finalmente, el mismo juez no parece perfectamente cómodo en el mundo de la equidad, incluso después de dar una base legal para el uso de ello. La prueba es proporcionada por la reconstrucción subrepticia del sistema «título» donde parecía perderse. Esta reconstitución se lleva a cabo de manera más o menos convincente por la inclusión entre las circunstancias relevantes de los acuerdos concluidos anteriormente entre las Partes, o las situaciones establecidas y toleradas por ellos, incluso si ambos eran bastante borrosos y preocupados por otros regímenes legales que los de las áreas marítimas para delimitar. Estos elementos, en algunos casos, también se invocan solo como una indicación de la concepción de la equidad que las partes podrían hacer. Será interesante ver qué tan lejos conducirá esta tendencia. ¿No constituye otra forma, lo que permite, de hecho, reducir el papel de la equidad?

que pueden ser estas incertidumbres, sigue siendo que la jurisprudencia en términos de delimitación marítima habrá servido de manera muy útil para revelar La estructura de la imparcialidad y aclarar relaciones complejas entre la ley y la equidad. De repente, el maravilloso espíritu de análisis y la recomposición del juez a quien este estudio está dedicado habrá contribuido poderosamente a este progreso del pensamiento legal.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *